Pásate al MODO AHORRO

La UE acelera un arancel al acero asiático por su alta emisión de carbono

Se trata de una reclamación histórica de la siderurgia vasca que debe competir en el mercado internacional con 850 millones de toneladas de acero chino elaborado sin criterios medioambientales y a menor precio

Instalaciones de Tubos Reunidos en Euskadi / EFE
Instalaciones de Tubos Reunidos en Euskadi / EFE

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha anunciado que el Ajuste del Carbono en frontera se acelerará tras el verano en una primera fase en los sectores del cemento, el acero, el aluminio, los fertilizantes y la electricidad. Se trata de una medida que permitirá a la UE fijar una tasa sobre los bienes que lleguen a Europa desde terceros países que no respeten una producción sostenible, sin emisiones de carbono. Es un modo de defender a los fabricantes europeos que cumplen la legislación medioambiental encareciendo su proceso de producción y que compiten en desigualdad de condiciones con otros mercados que, ahorrándose esos costes, ofrecen precios más competitivos. La comparación se hace especialmente grave en el caso del acero y la siderurgia. De hecho, se trata de una reclamación histórica del cluster vasco del sector, Siderex. 

La presidenta de la Comisión presentó ayer la apuesta europea por la descarbonización con una línea principal en la automoción, pero con un conjunto de medidas entre las que destacaba este Ajuste del Carbono en frontera. Según los técnicos comunitarios, no se trata específicamente de un arancel, sino una medida que busca ser aliciente para que el resto de países se comprometan con el medioambiente. La conclusión práctica del Ajuste es que igualará las condiciones de competencia entre los diferentes productores. 

Y es que los productores de acero vascos se sienten entre una tenaza comercial formada por las dificultades para vender en Estados Unidos, por sus aranceles, y por la competencia con Asia, que está “inundando de acero sucio Europa”, tal y como señala el director general de Siderex, Asier San Millán

La producción mundial de acero ronda entre los 1.600 milones y los 1.700 millones de Toneladas. Sólo China fabrica 850 millones de Toneladas. Es una situación que, para el cluster vasco de la siderurgia, Siderex, hace necesaria una actuación más ágil. Además, el cambio de gobierno en Estados Unidos no ha modificado su política arancelaria del acero.

Los planes de Bruselas establecen un plan gradual en la aplicación del Ajuste del Carbono en frontera que tendrá una fase de transición desde 2022 hasta 2025 para terminar exigiendo a los importadores de fuera de Europa en 2026 una declaración de huella de carbono en sus bienes. Unos plazos que se acelerarán en el caso del cemento, el acero, el aluminio, los fertilizantes y la electricidad. 

Lo más leído
Destacados