Pásate al MODO AHORRO

EH Bildu vuelve a desmarcarse de la "condena" a los incidentes violentos en la UPV

El pasado jueves, las juventudes de la izquierda abertzale convocan una huelga que provocaba destrozos en el campus de Vitoria y terminaba con 34 detenidos

Agentes de la Ertzaintza durante las detenciones en la UPV de Vitoria. / EFE
Agentes de la Ertzaintza durante las detenciones en la UPV de Vitoria. / EFE

Todo vuelve a reducirse, una vez más, a una simple palabra: condena. El grupo municipal de EH Bildu se ha desmarcado de la condena suscrita por todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Vitoria a los incidentes del pasado jueves que destrozaban varios puntos del campus de la UPV y que terminaban con 34 detenidos acusados de delitos de desórdenes públicos. Todo durante una jornada de huelga estudiantil convocada, precisamente, por las juventudes de la izquierda abertzale, Ikasle Abertzaleak y Unibertsitateko Indar Batasuna.

Cinco días después llega el momento de la acción institucional y el Ayuntamiento de Vitoria se ha quedado una vez más sin una respuesta unánime frente a un episodio violento de estas características. La declaración del consistorio ha sido suscrita por PNV, PSE-EE, PP y Elkarrekin Vitoria, y expresa su más "enérgica condena y repulsa ante unos hechos absolutamente intolerables que vulneran un derecho tan fundamental como el de la educación y destruyen el patrimonio de Vitoria". Un mensaje que no ha sido respaldado por EH Bildu por que siguen viendo problemas cuando aparece la palabra "condena".

Edificio 'Las Nieves' en el campus de la UPV en Vitoria tras los detrozos por la huelga. / CV
Edificio 'Las Nieves' en el campus de la UPV en Vitoria tras los detrozos por la huelga. / CV

La izquierda abertzale "no comparte la terminología"

Fuentes de la formación abertzale han explicado, según recoge Efe, que no comparten la terminología de la condena del resto de grupos y han recordado que EH Bildu recahzaba el día de los incidentes "los daños materiales" causados en el campus, y opinaba que estos comportamientos "no tienen ningún sentido" al tiempo que pidió a través de las redes sociales que se respetasen "los derechos y garantías jurídicas de los detenidos".

Con este nuevo ejemplo, la coalición liderada por Arnaldo Otegi sigue manteniéndose al margen de las declaraciones institucionales de "condena", como ya pasaba hace meses con el acoso sufrido por Mikel Iturgaiz, hijo del presidente del PP vasco Carlos Iturgaiz o la agresión al exconcejal también popular, Iñaki García Calvo. Fuentes del partido ya compartían en aquel momento con 'Crónica Vasca' que cada uno "tiene derecho a emplear su lenguaje" y piden también reflexión sobre ello a los medios. Rechazo, repulsa, condena... Una batalla terminológica que deja latente que la unanimidad institucional para posicionarse frente a ciertas acciones o episodios es algo que aún dista de ser realidad.
 

Destacados