Pásate al MODO AHORRO

Euskadi lidera a las regiones europeas que piden tener voz sobre el futuro de UE

La iniciativa aglutina a 15 regiones europeas con poderes legislativos

El lehendakari Iñigo Urkullu. /Irekia
El lehendakari Iñigo Urkullu. /Irekia

Euskadi lidera la iniciativa que aglutina ya a 15 regiones europeas con poderes legislativos que piden tener voz en la Conferencia sobre el Futuro de Europa (CoFE) y reclaman "un estatus singular y único de 'Región partner (asociada) de la Unión Europea'".

El Gobierno vasco ha organizado este viernes un encuentro telemático con líderes de estas regiones, entre ellos el lehendakari, Iñigo Urkullu, que fue quien promovió la carta enviada por la red creada por estas regiones (denominada RLEG) a los presidentes de la Comisión Europea, el Parlamento Europeo, el Consejo Europeo y el Consejo de la UE.

La misiva está firmada por cuatro comunidades autónomas -Euskadi, Valencia, Baleares y Cataluña- y por las comarcas europeas de Tirol, Salzburgo, Baja Austria, Alta Austria, Islas Aland, Carintia, Azores, Flandes, y Vorarlberg y Corsica como observadores.

El lehendakari, que ha anunciado la adhesión de la región italiana de Piamonte, ha explicado que en la carta se pide que las regiones con competencias legislativas puedan participar en el plenario de la Conferencia sobre el Futuro de Europa (CoFE), que arranca este domingo y se desarrollará hasta la primavera de 2022.

También se solicita un "encuentro de alto nivel sobre gobernanza multinivel efectiva para analizar la viabilidad de un nuevo marco institucional" que permita a estos gobiernos subestatales contar "con un estatuto singular y único de Región 'partner' de la Unión Europea".

"La Unión Europea es mucho más que un club de estados miembros", ha expuesto Urkullu, que ha considerado que la pandemia ha dejado en "evidencia" la necesidad de políticas "transformadoras" en las que las regiones deben jugar un papel "esencial para legitimar la toma decisiones".

Ha advertido de que Europa "se desliza hacia la centralización", que es "el camino más simple pero no contribuye a la transformación institucional desde la participación" y que además "pone en entredicho la coherencia del orden institucional interno, la legitimación social de las políticas y la propia eficacia de las medidas adoptadas".

Por todo ello en la carta dirigida a las principales instituciones comunitarias se reclama una verdadera cogobernanza y se ofrece a cambio "corresponsabilidad en el proceso de integración" y también el conocimiento de la ciudadanía que tienen estas regiones por su cercanía con ella.

En la conferencia telemática han participado, entre otros, el presidente en funciones de la Generalitat, Pere Aragonès, que ha cuestionado que la UE "ignore" a los gobiernos subestatales cuando estos desarrollan muchas de sus políticas y ha reclamado poder participar en la forma de decisiones. "En estos momentos de crisis los ciudadanos deben sentir que pertenecer a la UE tiene un valor añadido", ha considerado Aragonès.

En el encuentro ha tomado parte como invitado de honor el ex eurodiputado Alain Lamassoure que en 2003 ya planteó la posibilidad de crear la figura de "Región Asociada/Socia a la UE", una vía que suscitó interés, pero no salió adelante, según ha recordado.

Él proponía tres facultades básicas para estas regiones: ser consultadas antes de aprobarse leyes comunitarias que afectaran a sus competencias, contratar directamente con la Unión las políticas parcialmente financiadas por fondos comunitarios y presentar recursos si la UE invadía competencias regionales.

"Este listado no está completo y debe ser actualizado", ha reconocido Lamassoure, que ha elogiado la perspicacia del lehendakari de aprovechar la oportunidad que abre Conferencia sobre el Futuro de Europa para retomar esta cuestión.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados