Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno vasco cree que Euskadi camina en la buena dirección tras el lastre de ETA

El lehendakari considera que el paso dado por EH Bildu no es "nada extraordinario" porque no hace "autocrítica de su pasado"

El lehendakari Iñigo Urkullu. / EP
El lehendakari Iñigo Urkullu. / EP

El Gobierno vasco de coalición PNV-PSE, en una declaración institucional con motivo del décimo aniversario mañana miércoles del anuncio de ETA sobre el cese definitivo de la actividad terrorista, asegura que Euskadi camina "con determinación y paso firme en la buena dirección" tras el lastre de la violencia.

El reconocimiento legal, institucional, social y moral de todas las víctimas, las de ETA y las de todas las vulneraciones de derechos, además de la convicción compartida de que el futuro debe tener memoria así como haber recuperado como sociedad la confianza en las propias capacidades representan a juicio del Ejecutivo de Iñigo Urkullu "avances significativos" en ese camino.

Sobre la declaración leída hace unas horas por la izquierda abertzale en la que reconoce que el dolor causado por ETA "nunca debió producirse", el lehendakari considera que es "positiva", pero no supone "nada extraodinario" porque "no ha hecho autocrítica de su pasado", no ha dicho que la organización terrorista no debió existir y que su violencia fue "absolutamente injusta". Tras rechazar que la izquierda abertzale pretenda "reírse de las víctimas", ha insistido en que debe evitar los recibimientos a presos para "no revictimizar" a las víctimas.

En el texto, leído en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno por su portavoz, Bingen Zupiria, el Gobier vasco aporta una "mirada esperanzada y comprometida" de cara a un futuro que se construya entre todos sobre la base de un "corpus sólido y compartido de principios y valores democráticos".

Esos principios son la dignidad de la persona, la protección y la garantía efectiva de los derechos humanos, la no violencia, el respeto, el diálogo, el pluralismo y la diversidad, añade la declaración. "Más y mejor convivencia. Ese es el camino. Entre todos y todas, para todos y todas. Sin dejar a nadie atrás", señala.

El Gobierno vasco condena la "sinrazón" que supuso la actividad terrorista de ETA , que conllevó la vulneración más grave de los derechos y libertades. "Las 854 víctimas mortales y las miles de personas heridas, secuestradas, amenazadas, coaccionadas y extorsionadas son reflejo vivo de aquella sinrazón", remarca.

Archivado en:

Destacados