Pásate al MODO AHORRO

El PSE recela del ofrecimiento de EH Bildu

La coalición soberanista aspira a gobernar en los próximos años y trata de acercar posiciones con el resto de partidos de izquierdas

Intervención de Arnaldo Otegi en el congreso de EH Bildu, este fin de semana. /EFE
Intervención de Arnaldo Otegi en el congreso de EH Bildu, este fin de semana. /EFE

Arnaldo Otegi y su lista fueron reelegidos este fin de semana para comendar EH Bildu con el apoyo de más del 88% de sus bases. Una votación que ratifica la línea iniciada en los últimos tiempos para convertir a la coalición en una alternativa firme de poder que desbanque al PNV de los órganos de Gobierno. Otegi tendió la mano al resto de partidos de izquierda en la clausura del congreso celebrado en el BEC de Barakaldo y su intención es ir estrechando alianzas tanto con el PSE como con Elkarrekin Podemos en los próximos meses.

El modelo del PNV está "fracasado, agotado y triste", proclamó Otegi una vez reelegido como coordinador general de EH Bildu. Apostó también un rearme ideológico y la unidad de la izquierda en un contexto "en el que la derecha y la ultraderecha se apropian de la palabra libertad".

La intención del renovado líder de EH Bildu es ampliar el ámbito de influencia de la coalición y apostar decididamente por gestionar desde el poder. El próximo combate electoral está previsto en 2023 cuando se celebrarán las elecciones municipales y forales. El objetivo de EH Bildu para entonces es intentar llegar a acuerdos por la vía de la ideología apelando a crear mayorías de izquierdas. Sin embargo, fuentes socialistas aseguraron a este medio que "además de coincidencias puntuales como puede ser el régimen fiscal a aplicar o algunas medidas económicas concretas hay otros factores de carácter ético en que no compartimos en absoluto con Bildu".

No es nueva esta postura por parte del Partido Socialista de Euskadi por lo que da la impresión de que aún es muy aventurado augurar cambios en la correlación de fuerzas en la escena vasca. No antes al menos de que se llevan a cabo elecciones. Después de contar los votos habrá que sumar y restar para ver qué alianzas son factibles pero, a priori, Otegi va a tener muy complicado contar con aliados cualificados para conseguir su objetivo de desbancar al PNV de las instituciones.   

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados