Pásate al MODO AHORRO

La oposición acepta explorar los pactos que ofrece Urkullu pero por caminos opuestos

Bildu presenta su propio plan de bienestar que incluye una subida de salarios. Podemos exige defender los servicios públicos. Iturgaiz ofrece la "mano tendida" del PP vasco para cambiar de rumbo

El lehendakari, Iñigo Urkullu, habla en el Parlamento vasco.
El lehendakari, Iñigo Urkullu, habla en el Parlamento vasco.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, invitó a todos a una travesía de pactos para este curso político. Y la oposición dijo que quiere navegar por esos mares, pero por rumbos distintos, diríase que opuestos. Nada que no se esperase. Porque en el Parlamento vasco hay casi tantas recetas para la crisis como partidos con representación. Cada uno con su idiosincrasia, cada uno con sus propuestas y cada uno con sus intenciones para este año electoral. 

Pactos y más pactos, hasta cinco (los presupuestos, la atención primaria, la educación, el reto demográfico y la energía) ofreció Urkullu en un Debate de Política General que transcurrió por los cauces previstos. Pero dichos acuerdos se antojan complejos, por no decir imposibles. Tan evidente es que todos quieren pactar como que sus propuestas son demasiado distintas. Algo que también se evidenció en las reacciones al plan de 400 millones de euros anunciado por el presidente del Gobierno vasco. 

Iriarte, el bienestar y el nuevo estatus

La portavoz de EH Bildu, Maddalen Iriarte, reclamó un "pacto de bienestar" que incluya una reforma fiscal que exija un esfuerzo mayor a quien más tiene, unos servicios públicos fuertes y medidas orientas a facilitar el acceso a la vivienda y a pagar un precio "justo" por la energía. Asimismo, su oferta incluyue una subida de salarios generalizada.

A lo que Iriarte añadió también la oferta de un "pacto de soberanía", es decir sobre el famoso "nuevo estatus" del que sólo habló la coalición abertzale. De hecho, Iriarte dedicó buena parte de su intervención a este asunto del soberanismo. Cosa que, como se ha dicho, no hizo el resto de formaciones, ni mucho menos. 

Iturgaiz tiende la mano

El presidente del grupo parlamentario de PP+Cs, Carlos Iturgaiz, mostró en la tribuna su "mano tendida" al lehendakari con el objetivo de sellar un "pacto por los vascos" que incluya acuerdos sobre los presupuestos de 2023, para bajar los impuestos, para reducir el número de altos cargos y en materia energética. Un acuerdo en el que para los populares en ningún caso cabe Bildu y tampoco Podemos

En PP y Cs tienen claro que Urkullu debe variar el rumbo. "Estamos aquí hoy parar tratar de impulsar a su gobierno en la buena dirección". Por eso ofertó a Urkullu un "planteamiento de acuerdos" que sean "útiles para afrontar la crisis" y que se alejen de "sus pactos con el frente de izquierdas, que son letales para la economía". 

Podemos y lo público

La portavoz parlamentaria de Elkarrekin Podemos-IU, Miren Gorrotxategi, también defendió la idea de llegar a "pactos de país" en Euskadi pero siempre que tengan como objetivo la "defensa, la mejora y el ensanchamiento" de los servicios públicos. "Nosotras también queremos pactos de país, claro que sí, pero creo que ha llegado el momento de anteponer el contenido de esos pactos al propio formato".

A su juicio, es hora de alcanzar "pactos por la gente que garanticen los servicios públicos frente a los pactos de país abstractos, genéricos, que tienen más de eslogan que de acción política". Y remachaba  defendiendo que "lo público es la clave para preservar el Estado de Bienestar, garantizar la igualdad de oportunidades y el ejercicio real de los derechos de la gente". En esa línea, la líder del grupo de Podemos e IU insistió en que se bajarán del pacto educativo si no hay mejoras sustanciales

Vox y la "realidad paralela"

La única parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, fue la más dura desde la tribuna de oradores, con una enmienda a la totalidad del quehacer de Urkullu. Ella y su interlocutor coincidieron en que viven una "realidad paralela" y en acusarse de "demagogia", sin que parezca ni imaginable ningún tipo de acuerdo entre ambos. 

PNV y PSE también piden acuerdos

Como era de esperar, tanto Joseba Egibar, del PNV, como Endeko Andueza, del PSE, coincidieron plenamente con el lehendakari en la necesidad de alcanzar acuerdos en estos momentos tan complicados por la guerra de Ucrania y la consiguiente crisis energética. Ambos pidieron al resto de grupos que respalden al Ejecutivo autonómico y que se dediquen a construir y sumar. 

Así las cosas, casi todos los partidos en el Parlamento vasco hablan de llegar a acuerdos, pero, paradójicamente, estos parecen cada vez más lejos. 

Destacados