Pásate al MODO AHORRO

El PP vasco se toma su particular 'vendetta' con Casado por la marcha de Alfonso Alonso

Los populares de Euskadi sueltan amarras con la dirección nacional cuando no piden directamente la convocatoria de un congreso nacional

El PP vasco se desmarcaba este lunes del apoyo a Casado y pedía "decisiones urgentes" / Europa Press
El PP vasco se desmarcaba este lunes del apoyo a Casado y pedía "decisiones urgentes" / Europa Press

Tras un cónclave de casi ocho horas solo interrumpido para comer, el PP nacional terminó el lunes con más presión que nunca pero sin ningún cargo más cesado, dimitido o sustituido. La dirección del Partido Popular se da una semana más de plazo para convocar un congreso nacional después de una jornada en la que los populares vascos soltaron amarras y dejaron a su suerte a la dirección nacional. Al menos así lo han hecho en las últimas 24 horas tanto Carlos Iturgaiz como Iñaki Oyarzabal, si bien cada uno con sus propios matices.

Iturgaiz, designado en su momento por Pablo Casado como candidato a las elecciones autonómicas, no se ha posicionado este lunes a favor de un presidente del Partido Popular con el que la relación se ha ido enfriando. El presidente de los populares vascos, con un congreso autonómico del partido pendiente para que la militancia respalde su liderazgo, no ha tomado parte por ninguno de los dos bandos implicados en esta guerra —Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso— y ha pedido paz porque "no sobra nadie" en las filas azules. Iturgaiz ha pedido perdón "a todos los españoles y especialmente a los votantes, afiliados y simpatizantes del Partido Popular". "No se merecen lo que han visto y vivido en estos días", apuntaba el líder del PP vasco, que ha pedido que se recupere "la credibilidad" de las siglas, que están "por encima de los personalismos".

 

 

Los contactos desde Génova hacia Euskadi han tenido como rumbo principal al PP de Bizkaia, donde Raquel González mantiene su apoyo a la dirección nacional del partido. El tuit que le pidieron desde el entorno de García Egea para apoyar a Casado sigue ahí. De hecho, la secretaria general de los populares vizcaínos solo se ha hecho eco del foro en el que ha participado Carlos Iturgaiz con un retuit a la cuenta del PP vasco donde se criticaba al PNV pese a que el partido, a nivel autonómico, sí se había hecho eco del alto el fuego que solicitaba Iturgaiz.

Ese foro tenía lugar a primera hora de la mañana. Después, sin embargo, ha habido un segundo acto en el capítulo vasco de la crisis del Partido Popular: la entrevista que el líder de los populares en Álava, Iñaki Oyarzabal, concedía a la Cadena SER en Vitoria. Una entrevista que no era baladí: es en Álava donde más duele y donde más abierta está la herida del apartamiento que sufrió Alfonso Alonso. El presidente del PP alavés no ponía el dedo en esa llaga, pero sí mostraba en la mañana de lunes su disconformidad con cómo se ha gestionado la crisis y reconocía abiertamente que las cosas "se han hecho mal". Oyarzabal pedía "responsabilidad" a la dirección del partido para poner fin al espectáculo "bochornoso" que estaba dando el PP. Por la noche, cuando Casado decidía darse otra semana de plazo para convocar a la Junta Directiva Nacional —el órgano necesario para convocar un congreso nacional en el Partido Popular—, Oyarzabal ya estallaba por Twitter y rompía una lanza a favor de convocar un congreso "cuanto antes, mejor".

 

"La herida de Alonso sigue doliendo" es la consigna que más repiten los populares vascos en privado... y ahora se les ha presentado la ocasión de servir 'vendetta' en plato frío ante esa decisión de Teodoro García Egea sin que Carlos Iturgaiz salga por los aires.

Archivado en:

Destacados